Cuarto Mito

CUARTO MITO: EL GUIÑO DE EEUU

Son muchos los que sostienen – sin aportar ninguna prueba, salvo que “me dijeron”,”me enteré”, etc. – que EEUU habría dado consentimiento o apoyo a la operación de desembarco del 2 de abril.

Se basan, entre otras especulaciones, en la visita que el general Galtieri hizo a EEUU en 1981.

Al respecto, cabe efectuar las siguientes consideraciones:

a) la visita de Galtieri a EEUU era de estilo, TODOS aquéllos que han ocupado posiciones de poder político en América

Latina – oh ! casualidad – han recalado primero en Washington.

b) durante los seis años en los que el Dr. Berkman y yo trabajamos con el general, nunca se hizo ninguna referencia a

esta cuestión.

Sencillamente, porque no existió.

Si uno aplica el sentido común – ya no la Lógica -, este tema, de haber existido, hubiera sido llevado a nuestro

conocimiento como defensa técnica, para contemplar la posibilidad de introducirlo en la defensa ante la Cámara Federal.

c) si ésto hubiera existido, no se explican las aseveraciones del Presidente de EEUU, Ronald Reagan.

En la primera conversación telefónica – 2 de abril -termina diciendo (luego se hizo público): “nunca imaginé que se

atreverían a hacerlo”-

En la segunda – 15 de abril – (se puede consultar en el libro MALVINAS/82: COMO Y POR QUE”, reitera en tres oportunidades

que su gobierno mantendría su papel de “intermediario neutral y objetivo” entre las partes.

d) si ese “pacto”, “convenio” o “guiño” hubiera existido, por qué motivo Caspar Weinberger, Secretario  de Defensa

(y el  principal enemigo que tuvo la República Argentina), comenzó desde  el mismo 2 de abril a suministrar pertrechos a la Flota británica SIN CONOCIMIENTO DEL CONGRESO Y DEL PRESIDENTE DE EEUU.

Si hubiera obrado en cumplimiento de ese “convenio”, no hubiera necesitado hacerloen la clandestinidad.

e) en base a este “guiño”, ¿ qué papel jugaba Gran Bretaña ?

Como parte del mismo ¿ ofrecía el hundimiento de sus buques de guerra o la avería de numerosos de ellos, además

de las pérdidas en vidas que superaron las 1.500 ?

Todo ello ¿ para apoyar el “guiño” de EEUU a la República Argentina ?

El argumento no sólo es insostenible.

Es, decididamente, ridículo.

Dejar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.